CIRUGÍA ORAL

Una serie de condiciones pueden requerir cirugía oral, incluyendo:

Dientes impactados

Las muelas del juicio, también conocidas como terceros molares, son los últimos dientes que se desarrollan. A veces, estos dientes emergen de la línea de las encías y la mandíbula es lo suficientemente grande como para dejarles espacio, pero la mayoría de las veces, este no es el caso. Más a menudo, uno o más de estos terceros molares no emergen en una alineación adecuada o no emergen completamente a través de la línea de las encías y quedan atrapados o "impactados" entre la mandíbula y el tejido de las encías. Las muelas del juicio impactadas pueden causar hinchazón, dolor e infección del tejido de las encías que rodea las muelas del juicio. Además, las muelas del juicio impactadas pueden causar un daño permanente a los dientes, encías y huesos cercanos y algunas veces pueden llevar a la formación de quistes o tumores que pueden destruir secciones de la mandíbula. Por lo tanto, los dentistas recomiendan que las personas con muelas del juicio impactadas se sometan a una extracción quirúrgica.

No son solo las muelas del juicio las que a veces se impactan y necesitan ser removidas. Otros dientes, como los cúspides y los bicúspides pueden verse afectados y pueden causar los mismos tipos de problemas descritos con las muelas de juicio impactadas.

 

 

Pérdida de dientes

 

Los implantes dentales son una opción para la pérdida de dientes debido a un accidente o infección o como una alternativa a las prótesis dentales. Los implantes son sustitutos de la raíz del diente que se anclan quirúrgicamente en el lugar de la mandíbula y actúan para estabilizar los dientes artificiales a los que están unidos. Los candidatos adecuados para implantes dentales deben tener un nivel y densidad ósea adecuados, no deben ser propensos a infecciones y deben estar dispuestos a mantener buenas prácticas de higiene bucal.

Problemas relacionados con la mandíbula

Crecimiento desigual de la mandíbula. En algunos individuos, las mandíbulas superiores e inferiores no crecen adecuadamente. Esto puede causar dificultad para hablar, comer, tragar y respirar. Si bien algunos de estos problemas, como la alineación incorrecta de los dientes, se pueden corregir con aparatos ortopédicos y otros aparatos de ortodoncia, los problemas más graves requieren una cirugía oral para mover toda o parte de la mandíbula superior, la mandíbula inferior o ambas a una nueva posición. Más equilibrado, funcional y sano.

Mejorar el ajuste de las dentaduras.

Para quienes usan prótesis por primera vez, se puede realizar una cirugía oral para corregir cualquier irregularidad de las mandíbulas antes de crear las dentaduras para asegurar un mejor ajuste. La cirugía oral también puede ayudar a quienes usan dentaduras a largo plazo. El hueso de soporte a menudo se deteriora con el tiempo, lo que da lugar a dentaduras que ya no se ajustan correctamente. En casos severos, un cirujano oral puede agregar un injerto óseo en áreas donde queda poco hueso.

 

Trastornos de la articulación temporomandibular (ATM).

La disfunción de la ATM, la pequeña articulación delante de la oreja donde se encuentran el cráneo y la mandíbula inferior, es una fuente común de dolor de cabeza y dolor facial. La mayoría de los pacientes con trastornos de la ATM se pueden tratar con éxito con una combinación de medicamentos orales, fisioterapia y férulas. Sin embargo, la cirugía articular es una opción para los casos avanzados y cuando el diagnóstico indica un problema específico en la articulación.

Nuevos Pacientes BIENVENIDOS

Aceptamos todos los Seguros

ODSP - Welfare

Financiamiento Disponible

  • Grey Facebook Icon

© 2019. Proudly created by Agenc1a.com